Introduzca su palabra clave

COMUNICACIÓN; ESCUELA Y FAMILIA

COMUNICACIÓN; ESCUELA Y FAMILIA

COMUNICACIÓN; ESCUELA Y FAMILIA

Hace unos meses compartíamos un artículo donde preguntábamos “quién no se había sentado en casa a ayudar a su hijo con alguna materia o qué maestro no había tenido que intervenir cuando un alumno no muestra tener demasiadas herramientas a la hora de gestionar alguna emoción”.

Ahora, tras la experiencia vivida con la pandemia… todos los que tenemos hijos, vamos a levantar la mano seguro. Y tanto a docentes como a padres se nos ha hecho más presente si cabe, la importancia de la comunicación entre ambos.

Además, cuando nos planteábamos qué era lo esencial en estos momentos, creemos de manera unánime que sentíamos que lo esencial era estar bien. ¿Lo hemos conseguido? ¿Qué hemos hecho desde ambas partes para dar a nuestros hijos y alumnos bienestar?

Se habla mucho sobre la brecha en educación. Os invitamos a reflexionar sobre la verdadera brecha que ha surgido en este tiempo y que tristemente nos llega desde muchos foros… por supuesto, no de todos. ¿Crees que esta situación ha fragmentado la relación entre escuela y familia? ¿Quién crees que sale perdiendo con esta situación?

Ahora más que nunca se debe reestructurar lo que de un mazazo se ha roto. ¿Hacia dónde queremos ir? ¿Qué futuro queremos tener? Es momento de reflexionar para actuar con conciencia y esto implica estar dispuestos a mirar los fundamentos de lo que se dice para no caer en la palabra adoctrinada. Es momento de atreverse a conversar. Madres, padres, educadores, instituciones y los verdaderos protagonistas, los alumnos y alumnas que NO son el futuro, son el presente… somos todos el presente y es lo que hoy hacemos, lo que determinará qué será mañana. Pero hoy es lo único que tenemos… y es por eso que es hoy cuando hay que actuar.

Conversación. ¿Qué es esto? Para que se pueda dar, es necesario que exista concordancia de los deseos y los propósitos de lo que se quiere. Conversar no es quejarse en distintos foros; eso es desahogo, eso no lleva a nada constructivo. La comunicación debe estar basada en la comprensión, y la escucha. ¿Sabemos escuchar? Este es el gran RETO. El mundo nos ha parado dándonos oportunidad para que nos escuchemos… ¿Lo estamos haciendo o estamos llenando el privilegio del silencio con más ruido?

 

No Hay Comentarios

Publicar un Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.